Hace un poco de tiempo, después de pasar por una desilusión romántica se me ocurrió escribir esto recordando de cosas que me ayudaron en otro momento a superar la sensación de vacío, tristeza, desilusión. Lo escribí para mí, para recordarme qué cosas hacer y ponerlas en práctica cual si fueran medicina para el alma pues cuando uno se siente mal no se le ocurre mucho a uno y no se le antoja nada. Y después de hacerlo me di cuenta de nueva cuenta que los resultados son efectivísimos y son aplicables no solo para cuando se trata de algo romántico, puede ser también el dolor por la pérdida de un ser querido, o simplemente cualquier otra desilusión grande en la vida. Así que aquí les paso esta lista que he titulado “Cómo sanar a un corazón herido al estilo católico” y la lista:

–         Cómo sanar un corazón herido Confesión

–          Misa diaria (ofrece la comunión y pide a Dios que venga dentro de tu corazón y se lleve consigo el dolor)

–          Lectura de la biblia (yo leía un capitulo diario)

–          Otras lecturas que te ayuden a entender lo que estás pasando y saber cómo salir de allí.

–          Escuchar alabanzas rezar el rosario

–          Si es posible atender un retiro

–          rezar el rosario

Ten en cuenta que en estos momentos también Dios permitirá que gente que te ama este allí para ti. Usa esa ayuda que él te manda. La amistad, la familia, el estar con ellos y recibir su cariño es sanador. Mejor si hay risas y en mi experiencia no es necesario siquiera hablar del dolor, muchas veces el simple hecho de hablar de lo ordinario, el experimentar su amor hace que el corazón se vuelva a calentar…ese corazón que se siente frio y sin animo.

A mí me sucedió, que en esos momentos en que me sentía por las calles de la amargura de la nada amistades con quienes ya tenía tiempo que no hablaba se acordaban de mí y me mandaban mensajes, y en ese mismo tiempo mi familia dispersada por diferentes partes de México se puso de acuerdo para formar un grupo en el que ahora siempre nos comunicamos, nos damos los buenos días y estamos en contacto. Creo que esos fueron detalles de Dios, basta poner atención para ver su mano y su dulce intervención.

Otras cosas básicas que no hay que descuidar y serán necesarias para la mejora espiritual y anímica son las que quizás ya conozcas y ahora te recuerdo:

–          Comer adecuadamente y tomar agua

–          Dormir lo necesario (8hrs)

–          Ejercitarse (30minutos diarios) Es comprobado que el ejercicio ayuda al propio funcionamiento del cerebro y por lo tanto al buen humor.

–          Y yo te recomiendo tomar vitaminas. A mí siempre me ha sido de mucho beneficio.

Espero que esta guía pequeñita te sea de ayuda para que tu corazón sea sanado rápidamente. A mí me ha ayudado una y otra vez, y lo he compartido con varias amistades y parece ser que funciona bien. Compárteme tus comentarios o cualquier duda que tengas. Lo haz puesto en práctica? te ha ayudado? Me encantaría escuchar de ti.

Paz y Bien,

 

Alma